Páginas vistas en total

viernes, 11 de febrero de 2011

ESCALONES DE LUZ


Invocación a lo eterno... Invocación a lo interno de nuestro ser... Los colores son una sucesión de códigos que sólo el hombre observador sabrá ver en una noche cerrada. Apoyado en un semicírculo de maderas colocadas en reunión, esperan que los ángeles vuelvan a su estado de vigilia y los demonios abandonen el cuerpo del paseante para introducirse en la vida de otro.

Los ecos de una voz, la guía de luz en la oscuridad, la inevitable caída en la tentación del que se cree mejor que el otro en un mundo donde todo sigue igual. Siempre volvemos a lo mismo: cantar las canciones ancestrales sin saberlas, sólo las intuimos y volvemos a cogerlas al viento y cantarlas de forma intuitiva.

Un poco de luz y un poco de fe, un poco de oscuridad y un destello en el medio del terror, un poco de silencio y un poco de ruido, un poco de calor y un poco de frío. Eso es lo que somos: nada en una diminuta fracción de tiempo.

Las oscilaciones del astro rigen nuestras vidas y una fracción de tiempo pequeñísima hará falta para que nos demos cuenta de que todo lo que decimos y hacemos en vano se quemará.