Páginas vistas en total

jueves, 20 de octubre de 2011

ALMOST BLUE

Solos con nosotros mismos, solos en nuestra soledad.

Los trazos de un dibujo imaginario invaden las arrugas de nuestras soledades.

Un saxofón viejo, castigado por el vaivén de los arrabales deja su huella invisible en el corazón de los corazones. No siempre es el más valiente el que no sufre, ni tampoco es el más pusilánime el que triunfa sin luchar. Una trompeta vieja y desfigurada por el contacto de la piel, suena quejumbrosa e implora a la soledad que no sea cruel con su pobre alma; es entonces cuando el músico mira a sus botas polvorientas y entiende que ésa es su vida.