Páginas vistas en total

martes, 25 de noviembre de 2008

EL OTOÑO NO ES TAN MALO...

Con una imagen así, quién puede sentirse mal. Los colores son perfectos, y aunque no sean exactos al otoño que todos nos imaginamos, tenemos la posibilidad de soñar y hacer que nuestras retinas se tiñan de rojo y amarillo.
Siempre se ha dicho que el otoño es una estación relativamente triste, sobre todo si te quedas en paro... Pero hay que aprender que las épocas de crisis tarde o temprano se acaban y que no todo es negrura. Puede haber tristeza en la mirada de la gente, pero sólo es la ilusión de algún proyecto oscuro en nuestras vidas. Los cielos se tiñen de gris, y cuando sale el sol tenemos la posibilidad de mirar con otros ojos a ese dios que nos rehuye a veces, ese dios que juega a los dados, ese dios que con sólo mover un dedo o soplar fuerte, podría derribar nuestro hogar.
Sólo la mezquindad de algunos pueden hacer que nuestros pensamientos se tornen turbios. Pero el calor de lo bello siempre nos servirá para recordarnos que nunca estamos solos y los besos pueden venir vestidos de viento, disfrazados de princesas de cuento o magas de cine. Para todo aquel que todavía siga creyendo en la belleza un abrazo y un beso. Es lo mejor.
Banda sonora: CAT POWER - The Moon.

http://www.youtube.com/watch?v=K1SFoFbeYMc

4 comentarios:

XuanRata dijo...

Lo único malo del otoño es que no venga en verano. Tantos colores para noches tan largas me parece un derroche inadmisible.

Un saludo, amigo.

Aldabra dijo...

los colores son una pasada pero la luz de la foto también es una pasada por eso el conjunto ha quedado tan perfecto.

bicos,.

víctor vergara dijo...

Barrett, mis estudios de las filosofías orientales y mi propia experiencia, me dicen que todo está en nuestro interior.

Si estás con la chica que amas a tu lado, hasta el día más espantoso te parecera expléndido. Si la chica acaba de dejarte irremisiblemente para siempre, hasta el día más luminoso se convertirá ante tus ojos en el día más sombrío y puerco de tu vida, jajaja
La gente que, nada más levantarse de la cama, le pone condiciones al día para ser felíz, vive en un total engaño, jajaja
Por eso dicen que no vale la pena huir a Nepal o a cualquier otro sitio, porque allá donde vayas irás tú con tu visión de la vida, jajaja. No hay sitios mejores.

La foto es cojonuda. Ya me impresionó el primer día que entré en tu blog.

Y también tus comentarios. Chapeau.

Saludos.

Con un par de Sensores dijo...

Me encanta esta imagen!! Buena composición y buenos colores! Es lo bueno que tiene el otoño, colores y texturas. Y tú has sabido sacarles un buen partido ;-)

Besazos tras mi prolongada ausencia.

;-)